Transporte y transición energética

Como avancé en mi última entrada, hace tres semanas celebramos el evento anual de la Cátedra Fenosa de la Universidade de Vigo sobre energía y desarrollo sostenible, centrado en el papel del transporte en la transición a economías descarbonizadas. Parece especialmente conveniente recuperar algunas ideas e información suministrada en ese evento porque, después del borrador de la ley española de cambio climático y transición ecológica, gran parte del debate se ha centrado en el ámbito del transporte.

La jornada contó con la presencia de una experta internacional sobre aspectos ambientales y regulatorios del transporte rodado, Georgina Santos (U. Cardiff), y de una mesa redonda con representantes académicos, empresariales y del Puerto de Vigo para debatir sobre la situación y perspectivas de los otros modos de transporte. El gráfico que aparece a continuación muestra la importancia relativa de las emisiones de GEI globales de cada tipo de transporte, destacando (a mucha distancia) el transporte rodado pero también con porcentajes importantes en los sectores marítimo y aéreo.

Transporte1

La mesa redonda concentró buena parte de su tiempo en las novedades en esos dos últimos ámbitos, generalmente poco explorados. En este sentido, se apuntó al brutal aumento previsto en las emisiones GEI de la aviación, hasta un 500% entre 2005 y 2050, y a las dificultades para operar en un sector no sujeto al Acuerdo de París y en el que la incorporación al Sistema Europeo de Comercio de Emisiones ha encontrado grandes resistencias (en la actualidad se está intentando desarrollar un mercado internacional dentro de la OACI, organismo de Naciones Unidas para aviación). No fueron muy halagüeñas las noticias del transporte marítimo internacional, tampoco sujeto al Acuerdo de París y con dificultades similares a la aviación (aunque sin las cifras tan exageradas de crecimiento). La OMI, organismo de Naciones Unidas para transporte marítimo, tiene desde esta primavera objetivos de reducción de emisiones GEI para el sector (‘solo’ de un 50% para 2050 en relación con 2008) pero el mismo día del evento su reunión de Londres mostró las fuertes dificultades para avanzar en la consecución de esos compromisos.

Tampoco hay progresos significativos en el ámbito del transporte rodado. El lunes se presentaba el gráfico de abajo en Florencia, con un sector europeo muy rezagado en su reducción de emisiones GEI en términos comparativos. En este contexto, Georgina insistió tanto en su presentación como en la mesa redonda en la necesidad de introducir medidas rápidas para sustituir los motores de combustión fósil por alternativas limpias. En fin, que parece que el borrador de la ley y el subsiguiente debate no van muy descaminados de los puntos centrales de discusión europea y global.

Captura de pantalla 2018-11-16 a las 12.43.42

Fuente: Faiella (2018)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s