Madrid 360: luces y sombras

Muy oportunamente tras la celebración del Foro sobre transporte urbano que organizamos desde la Cátedra BP y BC3, y cuyo resumen publicaremos aquí la semana que viene, el Ayuntamiento de Madrid ha publicado su estrategia para luchar contra la contaminación. Aunque me temo que teníamos que haber celebrado el Foro antes, porque así quizá hubiéramos podido llegar a tiempo para dar al Ayuntamiento algunas pistas para reducir de forma efectiva y eficiente la contaminación.

Y es que la conclusión que se saca tras leer las medidas propuestas es que no está nada claro que la contaminación vaya a reducirse, al menos en el corto plazo…Sobre todo porque muchas aún están por desarrollar y concretar. Como ya decíamos en el caso de Madrid Central, sería fundamental estudiar cuidadosamente los resultados de la entrada en vigor de estas medidas para poder evaluar su efectividad, eficiencia y equidad, y así poder modificarlas si hace falta. En todo caso, la evidencia previa sí nos ofrece algunas indicaciones sobre lo que puede funcionar y lo que no, tal como contaremos en detalle la semana que viene, y un primer análisis ofrece más luces que sombras, tanto en términos de contaminación como de congestión.

Medidas claramente positivas:

  • La peatonalización de Sol y de otros espacios públicos: todo lo que suponga sacar al vehículo de las calles es una mejora clara.
  • Todas las que facilitan el uso del transporte colectivo. La clave aquí es su implantación rápida:
    • Mejora de intercambiadores
    • Aparcamientos disuasorios
    • Las líneas gratuitas para el centro son posiblemente una de las ideas más interesantes, entre otras cosas para romper con el rechazo a la peatonalización y restricciones a la entrada. Como además serán eléctricas, no implicarán aumento de emisiones.
    • Los BRT, ya empleados en otras ciudades, pueden ser muy útiles para reducir el vehículo privado en la periferia.
    • Revisar las líneas: una mejora de las líneas puede mejorar mucho la calidad del servicio sin requerir nuevas inversiones.
  • Prohibir el aparcamiento de vehículos A en zona SER, y extender estas zonas más allá de la M-30. Todo lo que dificulte el aparcamiento es bueno para la congestión y la contaminación.
  • Restringir el acceso de vehículos A, aunque esto es a medio y largo plazo.
  • Aumentar las zonas verdes y plantar más árboles. Aunque esto habría que hacerlo en cualquier circunstancia, y no sólo para compensar emisiones…
  • Diseñar nuevos itinerarios ciclistas, ampliar BiciMAD, y crear aparcamientos: todo lo que facilite el uso de la bici mejora claramente congestión y contaminación.
  • La sustitución de calderas de carbón y gasoil: claramente es una medida positiva. Pero recordemos que, aunque suponen un 50% de las emisiones de contaminantes, no se traducen en un 50% de la concentración o de los daños. Por lo tanto, las medidas en este ámbito no son tan efectivas como las que se aplican sobre el transporte rodado.
  • La contratación pública de vehículos limpios o de alumbrado LED, las cláusulas de sostenibilidad en las licitaciones, o el fomento de las renovables, son todas medidas interesantes…aunque podrían ir mucho más allá, y todo dependerá de lo duras que sean las condiciones.

Medidas claramente negativas:

  • La construcción de nuevos aparcamientos no disuasorios, o la reducción del coste del aparcamiento público o del SER, o el aumento de las plazas de aparcamiento para motos: Lo único que hacen estas medidas es facilitar el uso del vehículo privado, y por tanto, aumentar la congestión y la contaminación. Sí, es cierto que los descuentos aplican a los vehículos C, ECO y 0…pero recordemos que los C y ECO sí emiten, y que puede haber un efecto llamada importante, con lo que el efecto neto puede ser negativo. Y recordemos que todos los vehículos, sean 0, ECO o lo que sea, contribuyen a la congestión.
  • Lo mismo con la bonificación del IVTM a los vehículos limpios (¿cuáles serían?). Sería más conveniente una penalización a los vehículos contaminantes.
  • Ampliar la circulación de vehículos C de alta ocupación. Por mucho que sean de alta ocupación, son más vehículos que antes en el centro, y por tanto más contaminación y congestión. Otra cosa es que esto fuera en paralelo con un aumento de las restricciones a una zona más amplia, o con un fomento mucho mayor del carpooling (ver más abajo).
  • Equiparar comerciantes a residentes en el centro. Esto claramente aumentará congestión y contaminación. Otra cosa es que haya otras razones, claro…

Medidas que hay que evaluar cuidadosamente:

  • El impulso que se ofrece a las motos, en particular para mercancías, no está claro que resulte en mejoras de contaminación, salvo que sean eléctricas. Claramente sustituir coches por motos reduce la congestión, la contaminación no está tan claro. Y si se facilita mucho el uso de la moto esto puede crear un efecto rebote.
  • Financiar la compra de vehículos ECO o C puede también generar rebotes y free-riding, y por lo tanto baja efectividad y despilfarro de dinero público. Es mucho más eficiente destinar ese dinero a mejorar la calidad del transporte colectivo.
  • El teletrabajo: no es evidente que reduzca los problemas, hay simulaciones que muestran que puede suponer un aumento de desplazamientos (fuera de la punta, eso sí).
  • El financiar los puntos de recarga no es evidente tampoco. ¿Por qué lo tiene que pagar el sector público?
  • Fomentar el carpooling: esta es una de las medidas más poderosas para luchar contra la congestión y la contaminación. Pero cuidado, porque si lo que se fomenta es el carsharing, que es lo que parece al leer el plan, la fastidiamos, porque este sustituye en gran medida al transporte colectivo,

Medidas en principio interesantes, pero aún por concretar:

  • Atacar la última milla del transporte de mercancías con vehículos limpios: un tema fundamental, pero habrá que ver cómo se hace.
  • Impulsar los Planes de Movilidad Sostenible al trabajo: aunque esto se lleva hablando mucho tiempo y no se termina de implantar a escala masiva.
  • Planes de Movilidad para centros comerciales: Por supuesto. Pero también para grandes centros de trabajo, hospitales, universidades…

En resumen, luces y sombras, como decía antes. Y, a corto plazo, más sombras que luces. Porque los descuentos en los aparcamientos o el permitir circular a los C por el centro, o el equiparar a los comerciantes, son medidas que entrarán ya en vigor…mientras que el refuerzo del transporte público o la bici, las restricciones a los coches A, las peatonalizaciones, o el cambio de calderas tardarán más. No me sorprendería pues ver incrementos de la contaminación (y de la congestión) en el corto plazo, algo ni mucho menos deseable.

Finalmente, sorprende también que un plan que trata de ser tan amplio se olvide de medidas tan poderosas como los peajes (que también permiten fomentar fácilmente el carpooling, generan recaudación y concienciación…), y que no hable apenas de urbanismo y del diseño de las ciudades que permite reducir emisiones y congestión. Me temo que tendremos que seguir esperando para tener un buen plan de reducción de emisiones y de congestión…

 

Anuncios

Un comentario en “Madrid 360: luces y sombras

  1. Pingback: Retos y soluciones para el transporte urbano | Economics for Energy Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s