Aprobación del parche para el EU ETS y nuevas propuestas de reforma estructural

En anteriores entradas del blog ya se ha hecho alusión al problema de exceso de permisos de emisión en el EU ETS, que conlleva unos precios excesivamente bajos. Se considera que sobran 2.000 millones de EUAs (European Emission Allowance) y de seguir la tendencia, el exceso llegará a 2.600 millones para 2020. El propósito de esta entrada es informar de las últimas medidas y propuestas que se están llevando a cabo para apuntalar el mercado europeo de comercio de emisiones.
Durante el último año hemos informado de la evolución de las negociaciones para llevar a cabo el “backloading”, medida (el parche) para retrasar la subasta de 900 millones de derechos, que en abril del pasado año fue inicialmente rechazada por el parlamento, pero terminó siendo apoyada en julio. Pues bien, después de varias propuestas, la semana pasada se publicó el Reglamento (UE) No 176/2014 que modifica la cantidad de derechos a subastar entre 2013-2020. Por lo que finalmente el backloading se comenzará a aplicar este año. 

En concreto, tal y como muestra la figura 1, la redistribución de las subasta de derechos para el periodo 2013-2020 (no se eliminan EUAs) comenzará este año con la congelación de 400 millones de EUAs. Durante el periodo 2014-2016 se reservaran los 900 millones de derechos que serán finalmente subastados ente 2019 y 2020. Esta es una medida a corto plazo, para ganar tiempo mientras se concreta un verdadero mecanismo de autoregulación del mercado. 
Fig.1- Ajustes en el volumen de derechos de emisión (en millones) que se subastarán en 2013-2020
Fuente: Comisión Europea.
Por otra parte, en la reciente publicación de la Comisión Europea (CE) sobre la propuesta del marco de políticas climáticas y energéticas para 2030, en enero de 2014 (ver entrada de Pedro), en la que se establecen los objetivos comunitarios de renovables (27% a nivel comunitario) y reducción de emisiones (40%) para 2030. Se acompaña una propuesta para reformar y estabilizar el mercado de carbono.
Esta propuesta de la CE fija una meta de reducción de emisiones para el EU ETS en 2030 del 43% en comparación con las emisiones de 2005. Además se propone aumentar el factor de reducción de derechos asignados gratuitamente, del 1,74% anual actual, al 2,2%. Sin embargo esta medida no se considera suficiente para disminuir el exceso de derechos en el mercado. 
Para corregir los desequilibrios actuales del sistema, provocados por la crisis económica que redujo la actividad industrial de manera no prevista, y también para futuros imprevistos, se plantea la introducción de una reserva para la estabilidad del mercado; “market stability reserve” con normas autoreguladoras. Este mecanismo entraría en funcionamiento en la fase 4 (2021), y su actividad se basaría en hacer pasar a reserva al 12% de todos los derechos en circulación en el año x-2, publicando estos datos en el año x-1, salvo en el caso de que el número de derechos a pasar a reserva fuera inferior a 100 millones. Si en un año los derechos en circulación fueran inferiores a 400 millones, se liberarían 100 millones de la reserva. 
Con estas propuestas se pretende mantener un precio razonable de la tonelada de CO2 para fomentar las tecnologías bajas en carbono. Por ejemplo, para promocionar las energías renovables evitando un excesivo apoyo dependiente de la financiación nacional. Sin embargo, el proceso constante de reforma al que está sometido el EU ETS parece que está adulterando aún más un mercado que no es natural, y como dice Pedro en esta entrada, parece que lo que se busca con un precio estable es un impuesto, no un mercado. Aunque la introducción de un sistema automático como el que se propone, si funciona, podría evitar las intervenciones puntuales o cambios regulatorios como el backloading
Por otra parte, si nos fijamos en el precio de los derechos en este comienzo de año, parece los cambios que se contemplan en el EU ETS han provocado un leve incremento, repuntando desde menos de 5 €/EUA hasta los 7 € (ver figura 2).
Fig. 2- Precio spot de los derechos de emisión (EUA) desde octubre de 2013
Fuente: SendeCO2.

Otro de los factores que parece estar fortaleciendo la viabilidad del EU ETS es la expansión de este tipo de mercados por el mundo. El año pasado se pusieron en marcha nueve nuevos mercados de emisiones entre Norteamérica y Asia. Cinco de ellos en distintas ciudades de China.

Para favorecer el dialogo entre los distintos mercados de carbono se ha creado el International Carbon Action Partnership (ICAP). Un foro para intercambiar conocimientos y experiencias entre los distintos miembros. En el informe de 2014 de ICAP, se describen cada uno de los mercados de carbono existentes y en proyecto o en consideración. 
La tendencia camina hacia un mercado internacional de carbono a través de la vinculación “bottom-up” con los distintos mercados de carbono que están surgiendo alrededor del mundo. De esta manera se aumenta el potencial de este instrumento de mercado para mitigar el cambio climático, ya que al incrementar su extensión se obtiene mayor liquidez y permite alcanzar reducciones de emisiones de manera más coste efectiva. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s