Los precios internos del carbono en el mundo empresarial

El pasado 26 de febrero tuvo lugar en Madrid un seminario sobre precios internos de carbono, co-organizado por Economics for Energy y el Grupo Español de Crecimiento Verde, en colaboración con Funcas, Ecodes y Enerclub. El seminario contó por un lado con un workshop cerrado, dirigido a los asociados de las instituciones organizadoras, y por otro con una conferencia abierta. En esta entrada Marta Martínez Sánchez (Iberdrola), que jugó un papel fundamental en la definición y organización del evento, resume los principales contenidos y conclusiones.

OPEN SESSION 9

La presentación principal (también del workshop cerrado) corrió a cargo de Nicolette Bartlett, Directora de Cambio Climático en CDP ante una audiencia formada por representatnes de empresas, consultoras, administración pública y academia. Su intervención pivotó alrededor de dos bloques de contenido; por un lado, las tendencias en el ámbito empresarial y financiero y, por otro, los principios y elementos básicos para la implantación de un precio interno de carbono.

En su intervención definió el precio interno de carbono como una herramienta interna de empresas y organizaciones que permite la estimación de un coste de las emisiones de carbono y que puede utilizarse como instrumento de planificación, en la identificación de oportunidades y riesgos derivados del cambio climático, en el análisis de inversiones y en la definición de estrategias de eficiencia energética y reducción de costes.

Para ilustrar las tendencias actuales en la materia, Bartlett utilizó las conclusiones del estudio que CDP elabora todos años al respecto, y cuya última edición se basa en datos reportados para el año 2017, destacando las siguientes:

  • Desde 2014, primera fecha en la que CDP empezó a incluir esta información en sus cuestionarios, el número de empresas que ya tienen un precio interno de CO2 se ha multiplicado por cuatro, y las empresas que están pensando en introducirlo en los próximos dos años superan a las que ya lo tienen en un 30%.
  • Prestó especial atención a la anticipación de las empresas a los mercados, en la medida en la que el número de empresas con un precio interno de carbono es superior al número de empresas que operan en mercados de CO2 ya existentes. Algo que se da en todas las geografías.
  • Por sectores, el energético y las utilities son los de mayor implantación de un precio interno de carbono (sobre el 80% del total del sector por capitalización bursátil), con avances significativos en otros sectores como telecomunicaciones o materiales, que alcanzarían, si se cumplen los compromisos de implantación, en dos años el 60%, si bien este segundo con un número mucho mayor de empresas.
  • En cuanto al sector financiero, destacó su creciente sensibilidad hacia los riesgos de cambio climático, y cada vez hay más ejemplos de instituciones incorporando algún sistema de precios internos no sólo para sus operaciones sino también para evaluar nuevos proyectos.

Me parece interesante destacar aquí el impulso que desde 2017 están teniendo también las recomendaciones de la Taskforce on Climate-related Financial Disclosures (TCFD) sobre una mayor introducción de herramientas de análisis y cuantificación de riesgos como es el precio interno de carbono en el sector financiero. Este grupo de trabajo con mandato del G20 y la Financial Stability Board, con un gran apoyo de su entonces presidente Mark Carney, Gobernador del Banco de Inglaterra, cuyos mensajes hacia el sector financiero alertando sobre el riesgo de cambio climático son sin duda una referencia, publicó en 2017 un paquete de recomendaciones dirigidas al sector financiero para que incorporaran el riesgo de cambio climático en sus análisis e incrementasen la transparencia y el nivel de reporting en los informes anuales. Estructuradas sobre cuatro elementos (gobernanza, estrategia, riesgos y objetivos e indicadores) estas 11 recomendaciones definen las preguntas que inversores y bancos deben hacer a sus proyectos y portfolios de inversión. Para aquellos que quieran profundizar más, aquí está el documento completo y aquí la página web de la iniciativa.

Para implantar un precio interno de carbono, Bartlett, destacó el trabajo de la iniciativa “Carbon Pricing Unlocked” en la que participan CDP, Navigant y Generation Foundation, donde se desarrolla una metodología en el estudio “How-to Guide to Corporate Internal Carbon Pricing” para la selección del tipo de carbon pricing y determinación de sus  cuatro dimensiones:

  • Nivel de precio– definir el nivel de precio por unidad de emisión, así como la metodología de cálculo y la existencia o no de precios diferenciados por negocios.
  • Influencia en el negocio– definir qué papel tendrá el precio interno en el proceso de toma de decisiones de la empresa tanto en el ámbito de operaciones (I+D, decisiones de inversión en activos, procesos operativos y compras, remuneración de empleados, etc.) como en la integración en los procesos, desde información sin repercusión en las decisiones, a integración cuantitativa en el análisis, a incluso esquemas de tasas con trasvase de flujos e impacto directo en presupuestos departamentales.
  • Cobertura de emisiones– definir qué gases y qué alcances (emisiones directas, las procedentes de insumos, emisiones indirectas de cadena de valor o uso de los productos) quedarán dentro del esquema.
  • Evolución en el tiempode las tres dimensiones anteriores de acuerdo con los objetivos internos, pero también a la luz de los objetivos y sendas de descarbonización globales.

En este sentido Bartlett destacó que el precio interno es una herramienta más a disposición de las empresas para alcanzar los objetivos climáticos establecidos, pero no es la única. Destacó también el riesgo en muchas empresas durante el proceso de establecimiento del mecanismo, de dedicar mucho tiempo y esfuerzo en determinados aspectos, por ejemplo la metodología de cálculo del precio, cuando quizás es más importante poner en marcha un mecanismo e ir generando aceptación y resultados internamente e ir mejorándolo paulatinamente.

GRUPO 26-2 .

Previamente al seminario abierto, tuvo lugar un workshop entre los socios del GECV y de Economics for Energy donde, además de contar con la presencia de Bartlett, también participó Long Lam, consultor en Navigant y autor de los informes del Banco Mundial State and Trends of Carbon Pricing y del antes mencionado “Carbon Pricing Unlocked”. Además, en la mesa redonda y conversación posterior se presentaron algunas de las iniciativas ya en marcha, que ilustraron la amplia variedad de posibilidades y vías de implantación de estos mecanismos. En particular hubo intervenciones de Ferrovial, Microsoft, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, Iberdrola y la consultora Factor CO2 que recogieron distintos ejemplos de precios, metodologías basadas en precios de mitigación o en el coste social del carbono.

De la discusión podrían extraerse varias conclusiones, sin duda interesantes puntos de partida para aquellas empresas interesadas en profundizar y reflexionar sobre el potencial de los precios internos de carbono para implantar las estrategias de mitigación:

  • El esquema debe partir del contexto particular del sector y de la estrategia de la empresa, que normalmente ya tiene implementadas unas herramientas para cumplir con su estrategia y entre las que se integrará el precio interno.
  • En los procesos de implementación del mecanismo es clave la transparencia y la involucración desde el principio de todas las áreas, para lograr una rápida aceptación interna.
  • La metodología para fijar el precio de carbono es un tema siempre controvertido. La teoría económica apunta a basarlo en el coste social del carbono, si bien existen otros planteamientos, como el coste de mitigación o esquemas con precios inicialmente muy bajos para lograr una mayor aceptación interna.
  • Hace falta más análisis, tanto en el ámbito empresarial como académico, para poder valorar la eficiencia y la efectividad de los precios internos de carbono en un contexto en el que conviven distintos instrumentos.

Para profundizar más sobre esta práctica, que creo que cada vez va a ser más relevante, CDP ha habilitado también el portal “Carbon Pricing Connect”, con información sobre la implantación de este mecanismo.

Anuncios

Un comentario en “Los precios internos del carbono en el mundo empresarial

  1. El costo de las emisiones de CO2 puede incluirse en el análisis económico de opciones de diseño de un proyecto de inversión. La práctica más sana en ese procedimiento es definir varias opciones (A,B,C…) e incluir un flujo negativo por unidad de CO2, que no se deduce de los impuestos. Esto puede llevar a la selección de una opción que tiene un retorno inferior en los libros reales. En el caso de una inversión de mil millones de dólares eso puede causar un deterioro notable en los resultados de la empresa. Y si el proceso continúa entonces las empresas que lo utilizan tienden a desaparecer.

    Yo trabajé como consultor en una empresa que lo utilizaba, y eventualmente lo dejo de considerar porque los iba a destruir. Por eso es más sensato trabajar para aumentar el previo de los combustibles a nivel mundial, lo cual disminuye la demanda y crea un piso nivelado para todos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s