Cómo recuperar la inversión en renovables

Hace unos días tuve la oportunidad de participar en un debate organizado por El Confidencial y la Fundación Renovables, y en el que también participaron Fernando Ferrando, Guillermo Mariscal (PP), Pilar de Lucio (PSOE), Juantxo López de Uralde (Podemos – Equo) y Melisa Rodríguez (Ciudadanos).

El tema del debate fue cómo recuperar las inversiones en energías renovables. Yo el mensaje fundamental que me llevo, y además el que planteé como intervención de cierre, fue la necesidad absoluta de un consenso en las grandes líneas de la estrategia energética y medioambiental, que permita diseñar políticas a largo plazo. Como ya decía aquí hace tiempo y volví a ver en el debate, hay ciertos mimbres y cierta voluntad para lograrlo.

A continuación os hago un resumen de los puntos que hice. El resto, sobre todo la discusión más política, podéis seguirlo en el enlace del primer párrafo.

  1. En primer lugar, las renovables son elementos fundamentales en cualquier transición energética: claramente necesitamos apoyarlas para que sean una parte fundamental de nuestro mix energético.
  2. Pero tenemos que aclararnos: ¿Para qué apoyamos las energías limpias? Según qué queramos, así debería ser el tipo de apoyo.
  • Para corregir el problema ambiental ya debería estar el precio al CO2 (un precio correcto, claro, que refleje el coste social).
  • Pero es cierto que, por múltiples razones, no es suficiente para incentivar la mejora tecnológica. Por eso hacen falta otros instrumentos que estimulen esta mejora tecnológica. La cuestión es cuáles:
    • Según el estado de desarrollo de la tecnología, habrá que elegir si invertir en I+D o apoyar el despliegue masivo de la tecnología. Y en todo caso esto debería hacerse coordinadamente con otros países, y con fecha de caducidad (para que verdad incentiven la mejora y no se conviertan simplemente en un subsidio permanente).
    • Además, también está la cuestión de si lo que queremos es desarrollar la industria productora (y entonces entramos ya en cuestiones de política industrial) o apropiarnos de parte del conocimiento.
  • También tenemos la opción de utilizar simplemente a las renovables como atractoras de inversión extranjera y generadoras de empleo en la operación y mantenimiento de las instalaciones.

Como decía, en función de los fines, así deberán ser los medios que pongamos. Podemos querer todo, pero lo que no podemos es usar el medio equivocado para el fin que buscamos.

  1. Y además, en todo esto hay que recordar que hay restricciones para las ayudas de estado por parte de la Comisión Europea, que pueden limitar nuestras opciones.

Así que, ¿cuáles podrían ser unas recomendaciones generales? En mi opinión:

  1. Asegurar un precio sensato, estable y de largo plazo para el CO2. Si el ETS no nos lo da, quizá tengamos que ayudarle.
  2. Invertir en I+D para que al menos parte de la inversión genere conocimiento doméstico, del que luego genera royalties. Esto además no va a la tarifa normalmente, con lo que evita parte de la discusión habitual sobre el coste del apoyo. Claramente aquí tenemos muchas oportunidades, dado el mal estado de la innovación española.
  3. Diseñar un buen sistema de apoyo para renovables eléctricas mediante subastas:
    1. Con una senda previsible y a medio plazo, que dé seguridad a los potenciales inversores;
    2. Con un diseño que incluya garantías y precio de reserva a la baja, y que minimice los costes de transacción y controle los costes;
    3. En coordinación con las CCAA: se puede pre-acordar la captura de rentas y el volumen por CCAA para evitar que la competencia entre ellas rompa el sistema;
    4. Evidentemente, con una retribución no revisable;
    5. Hay cuestiones por ajustar, como por ejemplo la participación de los pequeños proyectos. Pero desde luego hay mucho de lo que aprender, como se demostró en el artículo con Pablo del Río que citaba antes, o en la reciente discusión sobre el asunto en DES.
  4. Impulsar las renovables térmicas y distribuidas: las subastas podrían tener un papel para fijar precio si se sacan desarrollos conjuntos (por ejemplo, asociado a rehabilitación de viviendas).
  5. Reformar el mercado eléctrico y la tarifa. Si no hacemos esto el sistema romperá por otro sitio.

Como decía al principio: lo fundamental es que haya consenso sobre los elementos básicos de las medidas a tomar. Y mirar hacia delante en lugar de tirarse los trastos a la cabeza por el pasado. Confiemos en que nuestros políticos sean capaces de hacerlo.

Anuncios

6 comentarios en “Cómo recuperar la inversión en renovables

  1. Gracias, Roberto. Por supuesto, yo también creo que hay que solucionar el problema que han creado las medidas retroactivas en este campo, y que han afectado sobre todo a los pequeños inversores. Cuando digo que hay que mirar hacia delante no quiero decir que no haya que solucionar estos problemas pasados, lo que le pido a los políticos es que dejen de descalificarse mutuamente por cuestiones pasadas y se sienten a solucionar los problemas, pasados y futuros.

    Me gusta

  2. Dos puntos:

    1. establecer el precio del CO2 requiere una proyección sensata de las emisiones futuras para varios casos. Mucho se hace y se escribe basándose en proyecciones como el RCP8.5 del último informe del IPCC. Ese caso no sirve, pues utiliza un exceso de recursos de combustibles fósiles, o sea incluye emisiones imaginarias. Creo que los lectores pueden descifrar la importancia de este tema, dado que si el beneficio de reducir emisiones por decreto es bajo, el precio de las emisiones también es bajo y no se justifica hacer mucho.

    2. Sin embargo, el corolario de limitar el volumen de combustibles fósiles que se pueden quemar es el precio futuro de los mismos. La Unión Europea tiene una debilidad enorme en cuanto a seguridad energética, y una economía anémica (causada por políticas risibles en el manejo del euro, leyes laborales absurdas, y una burocracia asfixiante). Por lo tanto invertir en renovables de manera sensata no es mala idea, siempre y cuando esto genera empleo y aumenta la actividad económica. Invertir en renovables porque si es un acto de locos. Pero se puede justificar algo que tenga la ingeniería bien hecha, y los beneficios económicos sólidos (algo que evidentemente no se hace en España).

    Me gusta

  3. Pingback: Precios al CO2 vs políticas de innovación | Economics for Energy Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s