Caída de la inversión mundial en energías renovables

Esta semana se ha presentado el último análisis del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en colaboración con Frankfurt School-UNEP Collaborating Centre y Bloomberg New Energy Finance (BNEF) sobre las inversiones en energías renovables durante el pasado año 2013. Aunque estas inversiones disminuyeron por segundo año consecutivo, la generación mediante energías limpias sigue aumentando. Esto, según explica el informe, es debido a varios factores que tienen que ver con la madurez de ciertas tecnologías y con el cambio de rumbo de las políticas energéticas de varios países.

Excluyendo la gran hidráulica, las inversiones en renovables disminuyeron un 11% en 2012 y un 14% en 2013. Más de 35 mil millones de dólares de reducción durante el último año. Lo que parece indicar, tal y como se puede apreciar en la figura 1, un cambio de tendencia en la actual década.

Fig. 1- Evolución de la inversión mundial en energías renovables. Fuente: PNUMA y BNEF.
A pesar de que en un primer momento esta reducción de inversiones se pueda interpretar como una mala noticia para el fomento de las energías limpias, el informe aporta datos positivos que indican una madurez tecnológica de la solar fotovoltaica, que sigue bajando sus costes. En 2013 se instalaron 39 GW (cantidad récord), 8GW más que en 2012, pero con unas necesidades de inversión un 20% menores.
Otro de los argumentos a favor de este “asentamiento”, que está conectado con lo anteriormente mencionado, es la proliferación de mercados en los que las renovables (eólica y fotovoltaica) pueden competir sin subsidios. Para que se dé esta situación se deben conjugar una serie de factores; bajo coste de las tecnologías limpias, abundante recurso renovable, combustibles fósiles locales no excesivamente baratos, etc. En este contexto el informe indica una mejora de la perspectiva de las empresas de energías renovables, en la que varios fabricantes volvieron a la rentabilidad.
Los anteriores evidencias optimistas sobre las renovables favorecieron, a pesar del descenso de inversiones, que la generación eléctrica mediante este tipo de fuentes aumentara su cobertura global hasta el 8,5%. El pasado año el 43,6% de la nueva capacidad de generación perteneció a fuentes renovables (excluyendo la gran hidráulica).
En cuanto a los datos de evolución de renovables por tecnologías, el informe indica que la inversión en eólica prácticamente se mantiene (baja un 1%). La solar, como ya se adelantó, cayó un 20%; los biocombustibles por su parte bajaron un 26%; biomasa y residuos un 28% y la pequeña hidráulica un 16%. La única fuente que aumentó su inversión fue la geotermia (38%).
Desde el punto de vista geográfico se observa una deceleración en el ritmo de inversión de los países en desarrollo. Aun así China superó a Europa en este tipo de inversiones por primera vez. Esta última disminuyó su inversión en un 44%. En esta linea, la Unión Europea acaba de aprobar esta semana nuevas reglas de apoyo a las renovables para ajustarlas al nivel de madurez actual. Las únicas regiones que crecen son las latinoamericanas, con la excepción de Brasil y Canadá, así como Oceanía, excluyendo China e India. Como país destaca considerablemente Japón, en plena inversión en energía solar, con un incremento del 80%.
Las referencias a España en este documento son escasas, ya no aparece en los rankings de inversión y despliegue de renovables que se aportan. Las alusiones son pesimistas y, aunque se evidencia una tendencia de reducción de ayudas a la promoción de renovables en varios países (EEUU, Alemania, Reino Unido o India), en España (junto con Bulgaria) se incide en que los recortes retroactivos cerraron casi por completo el grifo de inversión en este sector. Está semana la CNMC cifró en casi 1.700 millones de euros el recorte a las renovables por el nuevo mecanismo de retribución pendiente de aprobación. Sin embargo, desde el estudio de PNUMA apuntan a que se están llevando a cabo modestos proyectos de instalación de capacidad renovable sin recurrir a ayudas públicas.
El documento es optimista en cuanto a las inversiones a partir de este año. En parte por los argumentos positivos que esgrime, los cuales se han reflejado en los párrafos anteriores; mientras que los costes de algunos combustibles/tecnologías de generación convencional se incrementan, fuentes como la eólica o la fotovoltaica han aumentado su competitividad considerablemente.
Por último, es necesario recalcar un mensaje importante en este informe, que también aparece en otros estudios de este ámbito: uno de los mayores daños contra el despliegue de las fuentes de energía renovables son los subsidios a los combustibles fósiles.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s