La energía renovable en la encrucijada

Según los últimos boletines de la REE la energía renovable suministró el 32% del consumo total en el primer trimestre de este año, llegando hasta el 50,8%  en el mes de Marzo. Este aumento se debió principalmente a las condiciones climáticas favorables, como un aumento del viento y de las precipitaciones, así como a una menor demanda.

El mes de marzo de 2013 ha sido el más lluvioso en la historia de España según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), desde que en 1947 comenzó a registrarse el dato de las precipitaciones. La AEMET ha señalado también que en este periodo han llovido más de 150 litros por metro cuadrado en el territorio nacional.
Asimismo, tras el mes de marzo, los embalses de todas las cuencas hidrográficas de España alcanzaron máximos históricos y el nivel de agua embalsada llegó al 80% de la capacidad total del sistema.
En el primer trimestre de 2013 la producción de energía eólica se incrementó un 56% frente al mismo periodo del año anterior, y supuso un 26% de la producción total. En marzo, la generación de fuentes renovables supuso el 51,1%, en comparación con el 28,8% registrado en el mismo mes del año 2012. Aún más, en el mes de de abril, la generación procedente de fuentes de energía renovable ha alcanzado un máximo histórico, al representar el 54% de la producción. De este modo, la generación hidráulica en régimen ordinario, la generación hidráulica en régimen especial y la eólica se incrementaron un 150%, un 112% y un 40% respectivamente, en el periodo enero-marzo 2013 en relación al mismo periodo del año anterior.
La energía solar (térmica y fotovoltaica) suministró sólo el 1,41% de la demanda total de energía en el primer trimestre de 2013. Esto constituye 225,5 MW de potencia total fotovoltaica, un porcentaje inferior al 16% registrado en el mismo trimestre del año 2012.
La producción de electricidad consumió un 56% menos de carbón y un 46% menos de gas en comparación con el primer trimestre del año 2012.
Gráfico 1 Evolución mensual del acumulado de la generación hidráulica fluyente y eólica
Fuente: CNE
El consumo de energía ha ido disminuyendo cada año desde 2010, encontrándose en los niveles de 21.253 Gwh en el mes de marzo y bajando un 20% más en abril. Parte de la caída de este trimestre se debió a un menor número de días de trabajo y a un invierno más cálido, si bien, aún sin tener en cuenta estos factores, seguiría habiendo una caída del 3,3 % en comparación con el mismo trimestre en el año 2012.
Esta situación puntual caracterizada con niveles altos de hidraulicidad, junto con una notable generación eólica y una fuerte caída de la demanda coincidente con el inicio de la festividad de Semana Santa, resultó en la aparición de precios cero en numerosas horas del mercado diario, al punto de alcanzar un precio medio del mercado diario de 0 €/MWh para los días 29 de marzo y 1 de abril.
Durante estos días, Red Eléctrica de España (REE) mandó parar la producción eólica que España no podía absorber y, de forma extraordinaria, ordenó reducir casi un 20% la potencia de las nucleares, rompiendo la larga tradición de que la nuclear no modula su producción en función de la demanda. Además, hubo un desacoplamiento en el mercado diario MIBEL que resultó en precios superiores en la zona española con una leve importación eléctrica del mercado portugués.
Sin embargo, en la interconexión con Francia el precio fue de 56,57% logrando un balance exportador neto para España. Se estima que debido a esta situación atípica los precios en el mercado spot en marzo han sufrido una caída de 6.20€/MWh.
En resumen, las energías renovables han tenido un papel clave durante 5 meses consecutivos en la generación eléctrica. No solo esto, durante los últimos cinco años la aportación de las renovables ha pasado del 10,2 % al 16,2 %, y la eólica es responsable en solitario del 33 % de ese incremento. De todos modos, las buenas noticias para el funcionamiento del sector se ven ensombrecidas por la crisis económica y las consecuencias que ya empiezan a tener las últimas decisiones del Gobierno.
Desde el año 2010, el sector se encuentra sometido a una serie de regulaciones (véase nuestras entradas aquí y aquí):  a dos disposiciones retroactivas (Real Decreto 1565/2010 y del Real Decreto Ley 14/2010) que imponen medidas de impacto económico negativo en la retribución de las instalaciones y a las que se le han sumado en los últimos meses dos nuevos recortes: el establecimiento de un nuevo impuesto del 7% de la facturación (Ley 15/2012) y la no actualización de las tarifas conforme al IPC (Real Decreto-Ley 2/2013). Un informe publicado recientemente por la consultora  Bloomberg New Energy Finance (BNEF) indica que la inversión en energías renovables, eficiencia y tecnologías inteligentes (energy-smart technologies) en España en el primer trimestre de 2013, ha caído un 96%, situándose en los cien millones de dólares. Finalmente, esta compleja situación plantea muchas preguntas sobre el futuro de las renovables en el mundo y en España en particular.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s