Energía y cambio climático en el discurso de Obama

En su discurso sobre el estado de la unión de hace unos días, Obama planteó algunas acciones de interés en materia de energía y cambio climático. Por supuesto, habrá que ver cuáles de ellas realmente pueden ver fruto, vista la distribución de poder en el legislativo estadounidense. Aunque a ese respecto amenazó con imponer algunas de ellas por la vía ejecutiva, ni siquiera esto está garantizado. Por ejemplo, las regulaciones en materia de emisiones de CO2 impuestas por la EPA fueron contestadas en los tribunales, y lo mismo puede pasar con algunas otras. En cambio, algunas de las propuestas, tal como señalan los analistas, sí parecen tener probabilidades de éxito al aunar intereses diversos. En cualquier caso, parece imprescindible construir consensos antes de proceder. Los mensajes más interesantes fueron:
– En cambio climático, Obama pidió que el Congreso aprobara instrumentos de mercado para reducir emisiones, y amenazó con actuar por la vía administrativa (léase EPA) si no lo hacían. No tengo nada claro qué podrá resultar de aquí: no parece probable que el Congreso consiga hacer nada (aunque en los últimos meses ha habido bastante discusión acerca de un impuesto al carbono), y la vía EPA será atacada en los tribunales. Stavins decía algo similar hace tiempo.
– Una cuestión muy interesante es el Energy Security Trust, un fondo que se financiaría de las rentas obtenidas por la explotación de petróleo y gas en tierras federales y que pagaría investigación en energías alternativas y otras formas de reducir la demanda de combustibles fósiles. Esto es una buena forma de poner en práctica la sostenibilidad débil, aunque desde ese punto de vista no se entiende que sólo se utilice como fuente de ingresos las tierras federales y no el resto de explotaciones en otros terrenos.
– Relacionado con el petróleo y gas, Obama dijo que aceleraría la concesión de permisos de prospección y explotación.
– En eficiencia energética la propuesta es reducir en un 50% el despilfarro en 20 años, y establecer un programa para financiar políticas de eficiencia energética en edificios a nivel estatal. Lo segundo vale, pero lo primero…¿cómo se mide el despilfarro? Si hace días decía que es muy difícil establecer contrafactuales o líneas de base en eficiencia, más difícil es para el despilfarro…
– La postura frente a las renovables sigue como antes: Obama pretende doblar la contribución de las renovables al sector eléctrico para 2020, y para ello solicita extender permanentemente el PTC (entiendo que con sus vertientes más interesantes, como el ITC)
– Finalmente, en una petición bien ambiciosa, Obama propone crear un “Partenariado para reconstruir America”, que incentivaría las inversiones privadas en infraestructuras críticas, incluidas las energéticas. Esto puede ser la gran oportunidad para el desarrollo de la smart grid en EEUU.
Como se puede ver, Obama sigue con su estrategia energética de “All of the Above”, lo cual tiene mucho sentido desde el punto de vista de la seguridad de suministro y de la tan deseada entre los políticos americanos “independencia energética”, pero también tiene sus riesgos para el cambio climático.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s