Acuerdo de vinculación entre los mercados de emisiones de UE y Australia

Este verano saltaron las alarmas climáticas al publicarse los datos e imágenes sobre el deshielo del suelo ártico. Noticias como esta, que se adelantan a las previsiones científicas sobre la evolución del cambio climático, evidencian la necesidad de actuaciones globales para el control y estabilización de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Por esto, el anuncio por parte de la Unión Europea (UE) y Australia de vincular sus mercados de emisiones es una buena noticia en la dirección de globalizar la acción contra el Cambio Climático.

En la Unión Europea parece que se están cumpliendo los objetivos en cuanto a emisiones, principalmente debido a la situación económica. A principios de este mes, la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés) publicó los datos de emisiones de GEI en 2011. Según este organismo las emisiones cayeron un 2,5% a pesar del aumento del consumo de carbón y del PIB. Para la Agencia, la razón principal de esta disminución fue la aparición de un invierno más suave en la mayor parte de la UE, que dio lugar a una disminución de la demanda energética para calefacción, así como al aumento de las energías renovables en 2011. Pero aunque estos últimos datos de emisiones para Europa sean alentadores, todavía queda un largo camino para alcanzar la meta del 20% de reducción de emisiones con respecto al año base (1990).
Emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea (1990-2010 y estimación para 2011). Fuente: EEA.
El Mercado Europeo de Derechos de Emisión (EU ETS), la herramienta europea más importante para la reducción de emisiones de GEI, presenta actualmente problemas que hicieron que el precio de los derechos de emisión se sitúen entorno a los 8€/EUA, por lo que se están promoviendo cambios que mejorarán el Sistema, algunos de ellos ya previstos con el paso al tercer periodo (2013-2020). El reciente anuncio del acuerdo de vinculación de los sistemas de comercio de emisiones entre la UE y Australia contribuirá a este fortalecimiento.
En cuanto a Australia, este país puso en marcha el Plan de Política Climática (explicado en esta entrada de Alberto Gago) en julio de este año. El propósito es fijar un precio al carbono en dos etapas. Una primera etapa con un precio fijo (hasta el 30 de junio de 2015) mediante la aplicación de un impuesto, y una segunda etapa, a partir del 1 de julio de 2015, que iniciará el sistema de comercio de permisos de emisión australiano. Es en esta segunda etapa donde se enmarca la vinculación entre los mercados de emisiones.
En concreto se anunció el reconocimiento mutuo de las unidades de carbono por parte de los dos regímenes de comercio de emisiones para el cumplimiento en cualquiera de los dos Sistemas a más tardar a 1 de julio de 2018. 
Para llevar a cabo esta vinculación el Gobierno de Australia realizará cambios en el diseño su ETS:
  • No se aplicará el precio mínimo a los derechos de emisión.
  • Se limitará la compra de unidades procedentes de Kioto, sólo como máximo el 12,5% de las obligaciones podrán ser satisfechas con unidades contempladas por Kioto.
No obstante, mientras se negocia la vinculación completa, las instalaciones australianas ya pueden comprar derechos de emisión europeos (EUAs) para cumplir con sus obligaciones a partir del 1 de julio de 2015, fecha en la que se pretende la puesta en marcha del mercado de emisiones australiano.
Para llevar a cabo esta vinculación se indica que será necesario acordar cuestiones como: la medición, notificación y verificación de emisiones; las unidades de terceros que puedan ser aceptadas por ambos sistemas o el apoyo a la competitividad de las industrias europeas y australianas expuestas a riesgo de leakage.
Este acuerdo entre sistemas cap and trade mejorará la eficiencia de ambos regímenes, ya que aumentará el tamaño del mercado y su liquidez. Asimismo cumple otro de los objetivos de la UE con la puesta en marcha del EU ETS, servir de pieza clave para el desarrollo de una red internacional de sistemas de comercio de emisiones. Pero, desde el punto de vista de EU ETS, además puede suponer una gran medida para paliar los excesos de derechos existentes que llevaron al hundimiento del precio de los EUAs. Por otra parte, facilitará el acceso a derechos baratos para Australia, algo a priori perjudicial para sus objetivos.
En el mundo están proliferando este tipo de mercados. La UE también negocia con otros países, como Nueva Zelanda o Suiza vinculaciones similares. En este sentido, la International Carbon Action Partnership (icap) promueve la puesta en marcha de mercados de carbono sirviendo como foro para compartir experiencias y conocimientos trabajando para la compatibilización de los mercados de carbono, tanto con los existentes como con los emergentes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s