¿Es el futuro del gas natural en México similar al de la gasolina?

Tal y como he mencionado en una entrada anterior, México posee más de 19  billones de metros cúbicos de gas de pizarra según un estudio del Departamento de Energía de los Estados Unidos de América. En el resto del mundo, se están extendiendo los anuncios de nuevos yacimientos de gas, lo que ha llevado a reducciones significativas de los precios. En México, sin embargo, se ha producido un incremento de los precios debido a la falta de infraestructuras para el su suministro. Y todo esto pese a que, en los últimos cuatro años, la producción de gas en Estados Unidos aumentó alrededor de un 20% y los precios disminuyeron hasta 2,14 dólares por millón de BTUs (ver figura 1).

Actualmente existe escasez de gas natural en la industria mexicana, como ha indicado la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) que apunta a Pemex como principal responsable de este desabastecimiento y de la repercusión que conllevó en la dinámica económica durante el primer trimestre de 2012. Por otra parte, Pemex está avisando a empresas del centro y sur del país para que reduzcan el consumo de gas natural por los problemas a los que se enfrenta para proveer este tipo de combustible. Esto ha afectado a más de 400 industrias del centro y occidente del país, que han tenido que reducir hasta en un 40% su consumo por este motivo.
De acuerdo con las estadísticas presentadas por la secretaría de energía, en colaboración con PEMEX, la producción de gas natural durante el primer cuatrimestre del año fue de 181 millones de metros cúbicos al día, lo cual representa una bajada de poco más del 6,5% con respecto al mismo periodo del año pasado, además de ser el nivel más bajo desde 2007. Al parecer, el futuro del gas natural se prevé semejante a lo que sucede con las gasolinas, ya que México irá incrementando su dependencia de las importaciones de gas natural de países como Trinidad y Tobago, Nigeria, Argelia y Egipto, tal y como ha mencionado la Secretaria de Energía, Georgina Kessel Martínez a un periódico nacional.
La Secretaria Kessel menciona que “el equipo de asesores del área de Planeación Energética de la Secretaria de Energía (Sener) prevé que las compras externas de gas natural que realiza Pemex aumentarán más de un 50% en lo que resta de la presente administración, y el volumen de gas natural licuado (GNL), que llegará a las terminales de regasificación que operan privados, crecerá un 181% hacia 2012.” También indica que “en la Prospectiva del Mercado de Gas Natural 2008-2017 la balanza comercial (en este hidrocarburo) será deficitaria en los próximos 10 años.”
Si esto fuese así, las importaciones de gas natural jugarán un papel importante ya que pasaran de representar 18,1% (45 millones de metros cúbicos al día) de la producción total en 2007 al 39,1% (79 millones de metros cúbicos por día) en 2017, similar a lo que ocurre hoy en día en el ámbito de las gasolinas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s