La ola del frío y el consumo energético

En Tran (ciudad al norte de Bulgaria) se ha registrado una temperatura record de -38.3ºC, cifra histórica que no se alcanzaba desde hace más de 100 años. Este descenso de temperatura se ha producido por la entrada de una ola de frío polar que ha afectado a Europa del este y principalmente a Bulgaria, en donde han muerto más de 10 personas y se han cerrado más de 400 escuelas a causa de las bajas temperaturas.
El fenómeno ha afectado a varios países de Europa, entre ellos a Alemania, Polonia, Hungría, Grecia, Italia, Francia e incluso España. Ante esta situación, el gigante de gas ruso Gazprom advierte que se podrían presentar dificultades en el suministro por la elevada demanda de energía de sus clientes europeos. Estas dificultades, mencionadas por fuentes cercanas a Gazprom, que es el suministradora del 25% de las importaciones de gas en Europa, se explican porque esta empresa también tiene que hacer frente al alza de la demanda interna en su país.
En España la ola de frío se ha notado más en la zona de Cataluña, donde más de 260.000 alumnos se han quedado sin clase. También ha afectado de forma importante a Castilla y León y otras muchas zonas de España, donde se han registrado temperaturas extremas. Debido a esta bajada de temperaturas, en España se ha disparado el consumo doméstico de gas natural por el uso de la calefacción, alcanzando un récord en la demanda convencional. Según datos del gestor de la red Enagás, la demanda convencional (comercios, hogares e industrias, sin incluir la generación eléctrica) ha alcanzado valores de 1.208 GWh, un 2,4% por encima del anterior récord, el 24 de enero de 2011. En Cataluña, por ejemplo, la semana pasada aumentó la demanda de gas un 27%. En lo referente al consumo de gas natural para generación eléctrica, los niveles siguen siendo inferiores a los máximos, lo que se debe principalmente a los fuertes vientos que acompañan a la ola de frío y que han aumentado la producción de energía eólica. Pese al récord de invierno, el consumo eléctrico sigue cayendo y el pico de demanda está lejos tanto del récord absoluto invernal, de 44.337 MW (registrado en enero de 2009) como del récord máximo de 45.450 MW, alcanzado el 7 de diciembre de 2007.
Ante esta situación, se ha disparado el consumo energético en todos los países afectados, por ejemplo, en Austria el suministro de gas ha disminuido un 30% según información de la propia Comisión Europea, además, según información del operador italiano Snam Rete Gas, el suministro de gas proveniente de Rusia ha bajado 28.9% al final de la semana pasada. No obstante, la portavoz de la Comisión Europea de energía ha  indicado que “los países afectados no están en estado de emergencia”. En Francia ha despertado inquietud que la capacidad de la red eléctrica pueda resistir un posible “Black-out”, pero el director de EDF ha dicho que “…un escenario de apagón eléctrico, teniendo en cuanta la interconexión de la red europea, solo sería posible en el caso de que la red alemana tuviese problemas”. Sin embargo, lo considera “poco probable” ya que los alemanes utilizan menos calentadores eléctricos que los franceses, pero añadió que “si Alemania solicita demasiada energía esta semana se corre el riesgo de que se supere la capacidad de producción”. Otro problema que podría ocurrir, cuando se dispara la demanda en zonas distintas del país y con recursos de producción y transporte de energía insuficientes, sería un colapso en el voltaje o la frecuencia de la red eléctrica. Sin embargo, el director de EDF asegura que el grupo no tomará ninguna medida de recortes de energía durante este periodo de frío extremo.
Anuncios

2 comentarios en “La ola del frío y el consumo energético

  1. Interesante el apunte sobre las diferencias entre consumos residenciales de gas natural y los del sector eléctrico (a causa de la entrada de renovables). Qué pasaría si tuviésemos mucho frío y poco viento? En otro post quizá puedas abordar esta cuestión, teniendo en cuenta que parece bastante fácil prever los consumos residenciales de gas ante cada grado que baja la temperatura (creo que algunos compañeros de Pedro en el IIT saben mucho de esto). En cualquier caso, España está menos sujeta a problemas tipo Gazpron que el resto de Europa, por nuestra diversificación en las fuentes del gas natural y las abundantes regasificadoras, no?

    Me gusta

  2. Es verdad.. En España la energía eólica genera alrededor del 16% de la energía eléctrica, existiendo momentos en que no produce nada y otros cuando las condiciones climaticas son favorables, la energía eólica supera el suministro en un 50% de la demanda diaria. En casos de existir un excedente energético originado por la energía eólica; España podría exportar la energía siempre y cuando la red de transmisión inter-europea lo permitiese. En caso contrario, cuando no hay viento por un anticiclón o cuando haya una ola de frio pero sin rachas de viento, ahí el balance energético del mix de generación jugaría un papel importante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s